El ecommerce o comercio electrónico es una tienda virtual en la que se pueden comprar o vender productos de manera online.

Impulsado por la pandemia, el ecommerce está ganando peso y ocupando el lugar del comercio físico, y el futuro favorece su crecimiento: aumentan cada momento las marcas que fomentan la venta online de sus productos, por encima de la venta tradicional. Comprar por Internet está convirtiéndose en el método de compra preferido por los compradores.

Pero, ¿qué es un ecommerce?

El ecommerce o comercio electrónico es una tienda virtual en la que se pueden comprar o vender productos de manera online. Una de sus ventajas es que además de poder pagar directamente desde el sitio web y de manera segura, tienes la comodidad de recibir el producto que compres sin moverte del sofá, ya que en la mayoría de los casos el envío se realiza a domicilio.

Mientras hay empresas que todavía mantienen la venta tradicional, muchas marcas se dedican exclusivamente a la venta a través de ecommerce, ya que se ha convertido en la vía preferida tanto para las empresas como para la clientela.

¿Qué tipos de ecommerce existen?

Según el tipo de público objetivo al que se dirigen, existen diferentes tipos de ecommerce:

B2C

Los B2C o Business to Consumer son ecommerce de productos o servicios dirigidos exclusivamente desde una empresa a un consumidor final. Se trata del comercio electrónico más común, ya que el target es mayor, y una de sus características es la falta de intermediarios. Un ejemplo de ello puede ser Fnac.

B2B

B2B o Business to Business. Es un ecommerce de productos o servicios que están gestionados por empresas y dirigidos a otros negocios. Como por ejemplo Boards & More, mayorista de kitesurf y paddleboard.

C2C

El C2C o Consumer to Consumer es el modelo de negocio que facilita el comercio online entre dos particulares. Wallapop es un ejemplo de este tipo de ecommerce, ya que conecta particulares para la compraventa de productos de segunda mano.

Otros tipos de ecommerce

Aunque los previamente mencionados sean los más comunes, existen más tipos de comercio electrónico, como el C2B (Consumer to Business), G2C (Government to Consumer), B2E (Consumer to Employer) o B4B (Business for Business).

¿Cuál es el futuro del ecommerce?

En los últimos años la compra online ha aumentado considerablemente. En 2020, el confinamiento que sufrimos debido a la COVID-19 provocó una revolución digital e hizo que muchas empresas, tanto grandes como pequeñas, decidieran reinventarse y empezar a vender online de sus productos. Además, cambió radicalmente el comportamiento del consumidor, el cual es más online después de haber sufrido las consecuencias de la pandemia.

Por ejemplo, negocios como Primark, que no cuenta con ecommerce, vio como sus ventas caían hasta un 30%, mientras que las de su competencia aumentaban gracias a la posibilidad de comprar online sus productos.

Esto, como se ha mencionado anteriormente, hizo que las empresas apostaran por el negocio online y cada vez son más las que cuentan con su propio ecommerce o con sus productos a la venta en un ecommerce ajeno. Gracias a ello, según los especialistas en comercio digital Astound Commerce, los comercios electrónicos crecerán un 24% este 2021. Esto significa que más del 80% de los españoles comprarán algún producto o servicio a través de Internet a lo largo del año.

Por lo tanto, se espera que el futuro de los e-commerce será muy próspero así que, si después de leer este post sigues pensándotelo ¿a qué esperas?

Expertos en marketing digital

En Magma Digital, como expertos en marketing digital y sus diferentes estrategias, te ayudaremos a elegir la mejor opción para ti y que puedas embarcarte en la venta online de la mejor manera posible. ¿Tienes alguna duda sobre nuestros servicios? ¡Contáctanos y te resolveremos todas las dudas!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La empresa trata tus datos para facilitar la publicación y gestión de comentarios. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, supresión y oposición, entre otros, según nuestra Política de privacidad.