Si no tienes un plan de Marketing Digital, tu estrategia de Marketing online será un caos. Te ponemos en antecedentes. Debido al alto nivel de digitalización que existe en el mundo empresarial, el marketing digital se ha convertido en una herramienta indispensable para tener éxito en el mundo online. Para poder conseguir buenos resultados, antes de poner en marcha las diferentes acciones, hay que realizar diferentes fases como el análisis externo o interno. Para ello existe el plan de Marketing Digital, que engloba todos los pasos a seguir para crear acciones con coherencia.

¿Qué es un plan de Marketing Digital?

Un plan de Marketing Digital es un documento que reúne todas las fases previas a las acciones y cuyo objetivo es que el plan de acción tenga sentido y sea coherente con lo analizado previamente.

Al tratarse de marketing digital, en este caso recoge solo aquellas acciones que sean puramente digitales o cuyo objetivo sea digital. Además, es fundamental que este documento sea de calidad y venga de una investigación previa para poder tener buenos resultados posteriormente.

¿Cómo se realiza un plan de Marketing Digital?

Antes de comenzar a ejecutarlo, debemos definir bien los objetivos que se buscan. Esto nos ayudará a saber a donde queremos llegar, y, por lo tanto, a saber cómo encaminar el plan.

Análisis de la situación

Se trata del primer aspecto a tener en cuenta al realizar un plan de Marketing Digital. Empieza con un análisis del macroentorno, en el que hay diferentes métodos que se pueden emplear, como el PEST, y del microentorno, utilizando técnicas como las 5 fuerzas de Porter.

Una vez analizados los aspectos externos, se realizará un análisis interno de la empresa. Para ello, se deberán tener en cuenta aspectos más generales como su modelo de negocio o las 4Ps del marketing, pero en este caso también se deberán analizar aspectos que tienen que ver con el marketing digital como los recursos digitales o los diferentes medios.

Una buena manera de concluir un análisis puede ser con un DAFO.

Identificación del target

Una vez que tengamos claro tanto el análisis externo como el interno, podremos definir el target al que se dirige nuestro producto o servicio.

Si la empresa es nueva y aún no sabe qué tipo de clientes le podrán comprar, se utilizará la información analizada previamente sobre el sector, los hábitos de consumo, los estilos de vida… para poder llegar a crear tanto un Buyer Persona como un Customer Journey del público objetivo.

El Customer Journey es una radiografía del estado actual de la relación con nuestro cliente de principio a fin
El Customer Journey es una radiografía del estado actual de la relación con nuestro cliente de principio a fin.

En el caso de contar con clientes, se tendrá en cuenta la información con la que se cuenta sobre ellos, y se podrán realizar técnicas de investigación de mercado para recabar más datos.

Definición de los objetivos

Tras haber realizado la fase de investigación e identificación, se deben definir los diferentes objetivos para poder crear estrategias y acciones sobre ellos. Para ello, se deberán definir objetivos tanto corporativos como los de marketing.

En el caso de los de marketing, estos deberán ser SMART: específicos, medibles, alcanzables, realistas y temporalmente acotados.

Definición de las estrategias y acciones

Una vez tengamos objetivos SMART, seguiremos nuestro plan de Marketing Digital creando las diferentes estrategias y acciones para poder lograrlos.

En el caso de las estrategias, deberemos preguntarnos cómo vamos a conseguir los objetivos. Estas engloban las acciones que definiremos después. Un ejemplo de estrategia puede ser el Inbound Marketing.

En cuanto a las acciones, deberemos preguntarnos qué vamos a hacer para poder cumplir con los objetivos marcados. Un ejemplo puede ser crear una campaña de navidad en Google Ads.

Timing, KPIs y presupuesto

Para poder tener mayor control sobre las acciones, deberemos definir diferentes aspectos.

El primero de ellos, es el timing, es decir, cuando y durante cuanto tiempo va a estar presente cada acción que propongamos. Para ello, crear una tabla con un calendario marcando cuando se realizará cada acción puede ser útil.

En segundo lugar, es importante definir los KPIs con los que se va a medir cada acción, y establecer cada cuanto tiempo se van a medir. Esto hará que podamos ver claramente si se cumple con los objetivos o no estamos llegando a ellos. Si este segundo escenario se cumple, podemos definir un plan de contingencia para poder cambiar ciertas acciones.

Por último, y no por ello menos importante, quedaría establecer un presupuesto. A la hora de definir las acciones hay que tener en cuenta primero el presupuesto con el que contamos, para no pasarnos ni quedarnos cortos. También se puede estimar el ROI que se va a conseguir con cada acción.

¿Necesitas un plan de Marketing Digital a medida?

¡Estás en el sitio indicado! En Magma Digital somos expertos en marketing digital y estamos aquí para ayudarte. Ofrecemos servicios totalmente personalizados para cada cliente. ¿Quieres que te ayudemos con tu marketing digital? ¡Contáctanos! Estaremos encantados de atenderte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La empresa trata tus datos para facilitar la publicación y gestión de comentarios. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, supresión y oposición, entre otros, según nuestra Política de privacidad.