Diferentes herramientas Marketing Digital

Entronizado desde su aparición en la escena digital como la herramienta más poderosa para vehicular el mensaje de la marca y su personalidad, su reto es el de comunicar, y su desafío: entretener. El pilar de la web, el blog, está destinado a establecer firmes y permanentes conexiones emocionales con sus lectores.

El todopoderoso blog es la arteria por la que corre la salvia que mantiene viva a la web y a los algoritmos de Google. Las arañas rastreadoras de este buscador no se resisten al atractivo de un post bien escrito y estructurado  que sea fiel y respete las normas de buscador rey Google.

El blog tiene, en este sentido, la misión de actualizar la web para satisfacer a Google; pero su espíritu debe hermanarse con el del equipo de la empresa y su objetivo es conectar con el público objetivo o Target.

El blog irradia el espíritu de la web

Espejo y tarjeta de presentación de la empresa de la que habla, canoniza la web y depura la marca con un lenguaje que ha de coincidir con el de sus usuarios, a la vez que ha de cumplir su función de informar y persuadir, alineado con el resto de herramientas de Marketing Digital.

Su narrativa debe hacer volar al lector al núcleo de la empresa.

Si no lleva una tabla de contenidos que es la que ordena el texto, la arquitectura del blog ha de remitir a la de una estructura piramidal, similar a las de las crónicas periodísticas, que han resistido el peso del tiempo y de cualquier moda literaria.

 

De hecho, la técnica básica de escribir en un blog sigue siendo enfrentarse a una hoja en blanco.

En cuanto a la esencia, tu blog debería llevar un toque personal y llamar la atención por su enorme personalidad en cuanto a su estética y literatura.

Todo esto sobre el concepto del Blog, pero para crear un contenido de calidad, has de dar unos pasos, y en un orden, a poder ser, inalterable.

Te damos unas pistas sobre los pasos a dar para alimentar un blog con posts de calidad y no perder la cordura en el intento.

Pasos para escribir en un blog

Primero: en función de la estrategia de la empresa, decidid en equipo el tema que vais a tratar. En estos primeros pasos, también debéis elegir la palabra clave con la que quieres posicionar tu post, que guarda estrecha relación con la política de posicionamiento de la marca. En este caso, es “blog”; y la clave para que el proceso funcione, comunicación con tu equipo y la empresa.

Segundo: elabora un listado de temas a tratar relacionados con la palabra clave o keyword.

Tercero: piensa en la densidad de la palabra clave para que los buscadores la detecten y decide cómo ir colocándola en lugares estratégicos.

Cuarto: ponte a escribir con especial atención al primer párrafo, que es el que tiene que atrapar al lector. Según lo que perciba en esta primera aproximación, decidirá si sigue leyendo o te abandona.

No copies!! Y ojo a la ortografía. Panda es el robots rastreador de Google que se encarga de vigilar la calidad de los contenidos.

Siguiendo unos parámetros preestablecidos, decide la posición que merece tu texto en función de la relevancia y autoridad.

Quinto: una vez redactado, selecciona palabras y expresiones y ponlas en negrita para que las personas con discapacidad visual también puedan entender tu texto en el blog.

Sexto: haz que otras páginas te detecten poniendo links que les apunten. Esta técnica recibe el nombre de Link Building.

Séptimo: los links internos también son muy importantes porque conducen a contenido relevante de tu propia web, da valor y muestra las páginas que tú quieres que se vean sean más relevantes.

Octavo: ilustra el blog imágenes e infografías, a poder ser propias y genuinas, que ilustren el tema del que hablas.

Noveno: al finalizar el post del blog, déjalo reposar y comprueba que tiene la extensión apropiada.

Décimo: redacción y disposición concluida! Ahora toca darle el ‘toque’ SEO  (Search Engine Optimicer) para los algoritmos de Google cumplan su función de rastrear, encontrar tu contenido y mostrárselo al mundo.

Así, conseguirás proporcionar autoridad a tu web y relevancia en las búsquedas.

Al principio, será difícil que aparezca en la primeras páginas, pero con el tiempo y regularidad, comprobarás que tu deseo de que los posts de tu blog aparezcan en las primeras posiciones se hacer realidad. Todo llega!

Undécimo: elige el día más apropiado para publicar tu nuevo post en tu blog. Dependerá del sector al que escribes y al que te diriges.

Duodécimo: llega el momento cumbre, el de dar a conocer tu post al público objetivo. Para ello, tienes que comunicarte con tu CM, que se encargará de viralizarlo por las redes sociales más apropiadas para tu empresa. Ahora, todo está en sus manos.

Y, ¡¡voilá!! Tu post ya vuela por el ‘borrascoso’ mundo de internet. Si has hecho bien todo el proceso, lo compartirán, recomendarán, hablarán de él. ¿Qué significa? Que hablarán de tu marca, de tu empresa. Y si ves que no eres capaz, aquí está Magma Digital para echarte una mano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La empresa trata tus datos para facilitar la publicación y gestión de comentarios. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, supresión y oposición, entre otros, según nuestra Política de privacidad.